top of page

La factura electrónica podría suponer un elevado sobrecoste a las pymes

El Gobierno pretende obligar a facturar electrónicamente a todo el tejido empresarial español a través de organizaciones privadas, aumentando el coste de estas y poniendo en riesgo sus datos de facturación y fiscales.


La confederación española de empresas TIC, asegura que, aparentemente, no se está contemplando el despliegue de ninguna plataforma pública y gratuita para que las empresas y autónomos puedan utilizar otros métodos de comunicación en su facturación electrónica, usando conexiones desde sus sistemas corporativos.


De acuerdo con los datos de los operadores privados de facturación electrónica, el coste medio de emisión de facturas electrónicas para las empresas es de unos 300 euros al año, más servicios adicionales. Este coste es notablemente inferior al de emisión de facturas en papel, pero más caro que el uso de una plataforma pública gratuita.


Teniendo en cuenta el número de empresas y autónomos que hay en España, este pequeño coste por factura representa un coste de intermediación de unos 1.000 millones anuales. Como ejemplo, una pyme que emita 500 facturas tendría un coste de unos 25 euros al mes.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page