top of page

El CEO de OpenAI ha expresado su preocupación por los peligros que podrían surgir en el futuro

El CEO de OpenAI, Sam Altman, ha expresado su preocupación por los posibles peligros que podrían surgir de la inteligencia artificial (IA) en el futuro. Altman dijo que aunque la IA tiene el potencial de mejorar la vida humana de muchas maneras, también es importante considerar los riesgos y las consecuencias negativas que podrían surgir. Señaló que es fundamental asegurarse de que la IA se use de manera responsable y ética.


Altman explicó que OpenAI está trabajando en el desarrollo de herramientas y sistemas que permitan a los humanos mantener el control sobre la IA. Dijo que la compañía también está comprometida en garantizar que la IA no se utilice para causar daño o perjuicio a las personas. Altman cree que la clave para mitigar los riesgos de la IA es colaborar y trabajar juntos para abordar los desafíos que surgen a medida que avanza la tecnología.


En última instancia, Altman destacó que la IA tiene el potencial de cambiar la forma en que vivimos y trabajamos, y que es importante tener una visión clara de cómo queremos que se desarrolle la tecnología en el futuro. Invitó a los líderes y expertos en tecnología a unirse al diálogo y a trabajar juntos para asegurarse de que la IA se utilice para mejorar la vida humana.

7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page